Los anuncios en formato gráfico, se dan en civilizaciones muy antigua

Contraeré matrimonio en poco tiempo y tengo que preparar las tarjetas de el enlace. He preguntado presupuestos en las distintas librerias de mi localidad con el fin de que me confeccionen diversos ejemplares de tarjetas con el fin de que escoja la que me parezca mejor.

En cuanto reciba los precios los compararé con aquellos que ofrecen en internet, dado que pienso que pueden ser mucho más baratas.  Mandé hacer unas tarjetas de visita y flyers para mi empresa en un comercio en internet, hicimos el modelo que nos apeteció y solicitamos la muestra de papel. Finalmente el importe ha sido más bajo por internet, incluyendo los costes de transporte.

Curioseando algunas empresas por internet, he visto cómo ha progresado el negocio. Te permiten enviar tu propio modelo, solicitar una propaganda  con tu firma y en todas las ocasiones con importes más pequeños que las imprentas de siempre, la causa de que los costes puedan ser mucho más económicos podría ser porque tienen menos gastos al no poseer una tienda en una calle, tampoco pienso que cuenten con empleados que desempeñen labores comerciales por las empresas de su zona de influencia.

Los anuncios en formato gráfico, se dan en civilizaciones muy antiguas como Egipto o Grecia, nuestros viejos comerciantes que poseían un negocio, procuraban comunicar los precios de sus artículos con octavillas que entregaban a los posibles compradores o también enseñaban en el muro de sus establecimientos los costes de los consumibles que pensaban poner en venta.

En la actualidad la difusión ha evolucionado ayudada por nuevos procesos y además figuras recientes asi como las compañías de publicidad, delineantes gráficos, empresas de comunicación…etcétera, cuyo objetivo primordial sería resaltar la imagen de marca sin dar valor a el producto, ni siquiera como se ha creado, los que lo están elaborando, ni en qué condiciones están los empleados que ejercen este oficio.  Además de ningún modo mencionan las sustancias que tiene y si va a ser adecuado de cara a nuestra salud.  Están tratando de desarrollar la necesidad de comprar a pesar de que ni siquiera| lo necesitemos. Serían necesarios más inspecciones sobre los temas que publican, tanto en papel escrito como en radio, internet o television, con el fin de no dar cualidades a productos que no poseen o incluso quitar propagandas subliminales.

Y volviendo a la divulgación gráfica y escrita, me consta que tenemos numerosas empresas de imprentas online que poseen servicios de difusión e imprenta gráfica que podría ser lo recomendable de cara a los compradores, dado que tienen donde escoger, y de esa manera disponer de unas tarjetas de boda utilizando un diseño simple y bonito con un importe más econónico que aquellos que me presentaron las empresas de mi población. Por ello considero que las compañías tradicionales de imprentas gráficas han de presentarse en la red para comercializar los productos en dicho conducto.

Comparte este post....Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin