La plata de ley se estropea antes que otros minerales además de que cuesta más limpiarla

En el dormitorio de una chica generalmente hay un joyero donde mete colgantes y además imitaciones de otros años que hoy en día no las usan porque estan enmohecidas o incluso porque no se acuerdan de que las tienen.

Muchas de estas piezas como collares y pulseras pueden ser útiles si las limpiamos con sosiego y de esta forma reluzcan como en temporadas pasadas.

Muchas de estas piezas eran plateadas o doradas porque se habían hecho con aleacciones que con los años y por supuesto el aire se han ocurecido. Lo que un comienzo sería apropiado es en realidad informarnos de el tipo de aleación y ademas el color que presentan ahora.

Bastantes piezas de joyería ya vienen bañadas en oro y más tarde o más temprano se desprende del metal base y de ninguna manera se puede recobrar esa tonalidad pues sería preciso recubirlas una vez más de ese metal tan valioso y sin duda es mejor hacernos de una pulsera moderna, siempre que se considere un metal poco valioso porque si son de plata de ley están más cotizadas.

La plata de ley se estropea antes que otros minerales además de que cuesta más limpiarla. Para limpiar los aretes debe utilizar una tela limpia y después darle intensamente para que el tono oscuro se quite, pero sin embargo si permanece lo ennegrecido existen soluciones más eficaces como por ejemplo el carbonato ácido de sodio, la pasta dentrífica o el jugo de limón. Evite componentes químicos que pueden calcinar la plata cotizada y asimismo corre el riesgo de causarle heridas en los ojos o las manos si toca ese líquido.

Si dentro de su estuche hay muchos pendientes y sortijas de plata de ley y tiene la intención de que se conserven bien es preciso abrillantar estas piezas de joyería empleando productos apropiados.

En algunos casos dentro de esos cofrecillos hallamos piezas de joyería que no están en buen estado y es preciso ir a la joyería con el propósito de que las arreglen, no obstante en la mayoría de los casos va a ser menos económico que arreglarlas a través de algunos sistemas que hay en las webs.

Hay mujeres que no cuentan con un cofrecillo con el objetivo de proteger las joyas de modo que las guardan en cajones, de esta forma pueden perderse sortijas por no estar bien guardadas.

Las féminas amontonan bastantes joyas y lo más adecuado es elegir un cofrecillo grande que tenga un gran número de compartimentos con el fin de colocar sencillamente cada pieza. Los guardajoyas se ofertan en bazares e incluso en joyerías donde va a poder optar por el que más le guste y naturalmente se adapte al espacio que posea en su hogar. Tenga en mente colocarlo en un sitio seguro por si pretendiesen robarle.

Las sortijas de alto valor las vemos dentro de cajitas para poder protegerlas de golpes y además de rasguños, en muchos domicilios se pueden encontrar pulseras valiosas. Si va a estar fuera de casa unos días y no tiene medidas de seguridad en el domicilio, no quede las alhajas en el piso, porque suelen apropiarse de ellas los ladrones al no pesar en exceso y sin duda si se da el caso de que son de oro es posible acuñar el metal y llegar a un pacto con joyeros sin ninguna consideración que después lo suelen utilizar para poder crear colgantes.

Comparte este post....Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin